La iglesia católica pide que se luche contra el cambio climático

¿Es el cambio climático un problema ético o moral?. Parece que sí. La principal institución religiosa del mundo, la Iglesia católica ha instado hoy a los líderes europeos a reforzar la lucha contra el cambio climático, ‘uno de los retos morales y políticos más urgentes del siglo XXI’, adoptando mayores compromisos medioambientales.

Este es el mensaje principal que la Conferencia de Iglesias Europeas y el Secretariado de la Comisión de los Episcopados de la Comunidad Europea (COMECE) han enviado hoy en una carta común al primer ministro checo y presidente del Consejo de la Unión Europea (UE), Mirek Topolanek.

Para la Iglesia, los jefes de Estado europeos deben jugar un papel ‘pionero’ en la defensa del medioambiente ya que ‘si fracasamos en la consecución de este reto, supondrá una derrota moral para toda la Humanidad’.

Por ello, han recalcado que esta cuestión deberá centrar la agenda de la próxima cumbre comunitaria del 19 y 20 de marzo, a fin de que la UE adopte una posición más ambiciosa en la Cumbre de la ONU sobre clima que se celebrará en Copenhague en diciembre y lograr un pacto internacional que sustituya al Protocolo de Kyoto a partir de 2012.

En este sentido, las organizaciones católicas han advertido de que reducir las emisiones contaminantes en un 20% ‘no es lo suficientemente ambicioso’ y han recomendado a la UE que adopte un objetivo ‘no menor’ a un 30% de recorte en las emisiones.

Además, en la misiva afirman que la crisis económica no debe obstaculizar la adopción de medidas en este sentido ya que para llevarlas a cabo son necesarios sacrificios razonables para los países desarrollados.

Recuerdan también que los países pobres serán incapaces de adaptarse a estos cambios sin la asistencia de las grandes potencias mundiales.

‘Animamos a los líderes europeos a demostrar su solidaridad y voluntad política, para que protejan a los millones de personas en los países en vías de desarrollo cuya vida y medios de subsistencia están en peligro por culpa del calentamiento global que ha causado el mundo industrializado’, han recalcado.

‘No hay que perder esta ocasión’, ha subrayado la Iglesia Católica, que se ha mostrado esperanzada con la consecución de un ‘acuerdo global sobre la lucha contra el cambio climático que sea a la vez ambicioso y equitativo’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *